mi cyrco

tu momento del día…

Lluvia ácida 30 noviembre, 2011

Efectos de la lluvia ácida:

En los ecosistemas acuáticos: La acidificación de lagos y ríos conlleva un trastorno en la cadena alimenticia ocasionado por la muerte de muchos peces, la intoxicación por comer este pescado y la reducción de zooplancton, algas y plantas acuáticas. El aluminio es un metal que se disuelve con la lluvia ácida y contamina el agua. Los anfibios, moluscos y crustáceos son parte importante en la cadena alimenticia de los ecosistemas acuáticos y también se ven seriamente afectados. La contaminación por mercurio también es agravada por la lluvia ácida y en los Grandes Lagos de norteamérica la concentración es tan elevada que está prohibido consumir ese pescado.

  1. En los bosques: Miles de hectáreas de píceas y abetos han muerto en los últimos años en Checoslovaquia y Alemania. En Estados Unidos y Canadá también hay bastantes casos documentados (abeto rojo, arces…). La lluvia ácida provoca que el calcio y el magnesio se disuelvan y se pierdan, así como que el aluminio sea más fácil de absorber por las raíces y provoque la muerte de éstas o daños que pueden facilitar la llegada de enfermedades. Hay que destacar que a corto plazo la lluvia ácida puede ser benéfica para las plantas, pues fertiliza el suelo con azufre y nitrógeno.
  2. En los cultivos: Se ha demostrado que la lluvia ácida provoca una caída en el rendimiento de los cultivos, interfiriendo en aspectos tan importantes como la fecundación de las flores.
  3. En las aguas subterráneas y en la corrosión de tuberías: Evidentemente, las aguas subterráneas también pueden presentar contaminación (por aluminio por ejemplo), lo cual es un riesgo para la población humana que consuma esas aguas. Además, el agua ácida puede disolver los compuestos metálicos de las tuberías o recipientes para agua, algunos de los cuales son muy tóxicos, como el plomo, el cobre, el zinc o el cadmio (de soldaduras).
  4. En las construcciones humanas: Los materiales de construcción (acero, bronce, pintura, mármol, piedra arenisca o caliza…) sufren erosión por culpa de la lluvia ácida. Esta ha sido la causa de una aceleración en la corrosión de estatuas que se mantuvieron bien durante siglos, como las estatuas y monumentos de la Acrópolis de Atenas o algunos monumentos de Italia, España o Japón.
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s